El abogado defensor del hombre acusado de secuestrar y abusar de una menor de 11 años, Jorge Arroyo, recordó que el fiscal puede usar todo el plazo legal para investigar, pero adelantó que durante este mes pedirá que se revise la prisión preventiva de su representado. "Usted sabe que el fiscal tiene perfectamente dos años para investigar. Ahora en enero tenemos una audiencia por allá y lo más probable es que ahora se pida una revisión de la medida cautelar en Licantén", dijo. En ese sentido, el profesional solicitará que se reemplace por arresto domiciliario total.

Bien y tranquilo

El profesional señaló que visitó en la cárcel de Rancagua a José Navarro hace algunos días y que lo vio tranquilo esperando en eventual juicio oral en su contra. “Lo vi la semana antepasada y está bien y tranquilo. Está esperando que se hagan las diligencias respectivas y a la espera de la audiencia", acotó. No hay que olvidar que la gran prueba que tendría el Ministerio Público para que haya una condena sería la presencia de fluidos corporales en la menor. Sobre esa situación, el abogado del denominado “Brujo de Licantén”, reiteró sus suspicacias, pues "esa prueba fue obtenida después de tres o cuatro meses. A mí como abogado defensor todavía me causa duda que esos fluidos efectivamente correspondan o no a mi representado", indicó. 

Inocente

Jorge Arroyo recordó, además, que la " misma menor es todas sus declaraciones, tanto en el hospital como en fiscalía, no reconoce que José Navarro se haya acercado con mala intención o abusado de ella", puntualizó.






Publicar un comentario

 
Subir