Muchos perdieron todo y quedaron con lo puesto. Por eso, los ocho locatarios afectados con el incendio registrado la tarde del domingo en la Alameda Manso de Velasco llegaron con mucho optimismo a una reunión con autoridades. Lo que más solicitaron es que se gestione la demolición de los recintos comerciales quemados, pues se pueden transformar en focos de delincuencia y porque quieren retomar lo antes posible sus emprendimientos.




Sacar escombros

Tras el encuentro habló María Victoria Barrios, dueña de cinco de los locales afectados. "Se está viendo primero el tema de todos los locatarios que son nueve u ocho, los que tienen que recibir toda la ayuda. A nosotros como propietarias nos van a ayudar desde el punto de vista de poder hacer luego la demolición", indicó. Agregó que lo único que quieren es sacar los escombros para poder levantarse. "Mal que mal esa es una cuadra gastronómica. Diría una de las más importantes de la Alameda en Curicó", sostuvo.



Soluciones

La gobernadora provincial, Macarena Pons, señaló que el encuentro sirvió para tener todos los antecedentes de las afectados para buscar las soluciones. "Se hizo el catastro, van a llenar las fichas con toda la información necesaria como quién es el contacto de quién es la empresa, si hay seguros comprometidos o no", indicó. En tanto, el alcalde (s) de Curicó, David Muñoz, aclaró que en tema de la demolición de los escombros no es llegar y hacerlo. "Lo estamos evaluando porque hay que entender que nosotros como servicio público no podemos intervenir el interior de lugares privados. Junto a la Gobernación estamos viendo fuentes de financiamiento a través de fondos de emergencia que nos permitan a lo mejor intervenir con recursos y empresas privadas", contó.




Publicar un comentario

 
Subir