Se viene la etapa final de esta historia llena de misterios, donde el protagonista es José Navarro, quien está acusado de "sustraer a una menor de edad" el verano del 2018, hecho que provocó el interés nacional. De hecho, ambas personas aparecieron una semana después luego que el denominado "Brujo de Licantén" decidiera entregarse a la Policía de Investigaciones. El sujeto fue buscado intensamente por los efectivos de la PDI y lugareños sin resultados positivos.



Audiencia

Tras un año y medio, el 10 de julio próximo, a las 12:00 horas, el Tribunal de Garantía de Licantén fijó la audiencia donde se realizará la preparación del juicio oral contra el imputado. Navarro enfrentará cargos por lesiones de carácter grave al abuelo de la niña, a quien golpeó en un confuso incidente previo a la desaparición de la menor. Además, está sindicado como presunto autor de los ilícitos de sustracción de menores y abuso sexual impropio. Para cumplir con este trámite judicial, deberá ser trasladado a la costa curicana desde la cárcel de Rancagua, donde permanece detenido por ser considerado un peligro para la seguridad de la sociedad.



Diligencia

El retraso para que se llevará a cabo la preparación de este esperado juicio obedeció a que hubo una petición muy importante solicitada por la defensa del acusado en relación a realizar una reconstitución de escena del día cuando desapareció la menor. No hay que olvidar que José Navarro explicó, a través de cartas que mandó a medios de comunicación, que él salvó a la menor, quien le habría solicitado ayuda porque su abuelo le quería hacer daño debido a que sabía de negocios relacionado con drogas. Un dato no menor porque el aludido y otros familiares fueron formalizados por tráfico un par de meses después. Finalmente, esa diligencia fue rechazada y todas las dudas deberán ser resueltas en el juicio oral en lo penal.







Publicar un comentario

 
Subir