Locatarios de ese sector de Curicó pidieron nuevas medidas de mitigación, pues a su juicio, el proyecto vial Alessandri-Freire ha provocado una disminución en las ventas y que, incluso, algunos recintos han despedido personal. Una de las peticiones de los comerciantes es que se habiliten en el proyecto original estacionamientos para los clientes, por ejemplo, de los servicentros. El seremi de Vivienda y Urbanismo, Gonzalo Montero, dijo que están abiertos a analizar cambios
"Estamos estudiando algunas modificaciones, si técnicamente y jurídicamente se pueden llevar a cabo con el fin de dar un mayor confort y también atender demandas ciudadanas", apuntó.


Diálogo

El personero de Gobierno señaló que se puede generar un debate entre todos los involucrados en el proyecto "sobre estacionamientos, tránsito de las ciclovías, tránsito peatonal, ordenamiento territorial, etc, pues creemos que es importante y por eso estamos conversando con los vecinos. Queremos que conviva todo, que la metodología de trabajo sea en conformidad a que los accesos al comercio no sean interrumpido y que cuándo tenga que hacerse ese tramo sea en común acuerdo".

Cortes

Si bien no dio fechas de cuándo se trabajará en el sector de Freire, Gonzalo Montero aclaró que el tránsito por todo el tramo no va a ser intervenido. "Va a haber un flujo vehicular constante", precisó. De esa forma, tranquilizó a los comerciantes de eso punto de la ciudad.



Publicar un comentario

 
Subir