Tranquilo, pero ansioso se encuentra José Navarro Labbé. Ayer, en el Tribunal de Garantía de Licantén, se realizó la preparación del juicio oral en lo penal que deberá enfrentar por los delitos de sustracción y abuso sexual impropio contra una menor de edad y por lesiones graves en contra del abuelo de la niña, con quien se perdió durante una semana el verano del año pasado, hecho que concitó la atención de todo el país. En contacto con www.curicosincensura.com, el abogado del acusado, Jorge Arroyo,  señaló que la diligencia se desarrolló sin novedad. "Se preparó el juicio oral y lo más probable es que quedé el juicio en Curicó para final de septiembre. La diligencia duró como dos horas aproximadamente y estamos conforme y ahora hay que ir por la absolución", apuntó. El profesional lamentó que la Corte de Apelaciones de Talca rechazar la solicitud de realizar la reconstitución de escena del día en que su representado desapareció con la menor. No hay que olvidar que Navarro señaló en varias cartas que ayudó a la niña, pues a su juicio, temía por su integridad debido a que sabía del tráfico de drogas que hacía parte de su familia, entre ellos su abuelo.

Confianza

Jorge Arroyo se mostró muy optimista de cara al juicio que se viene debido a que considera insuficientes las pruebas que tiene el Ministerio Público para comprobar los ilícitos por los cuales formalizó al denominado "Brujo de Licantén". "Tenemos todavía la convicción de la inocencia de José Navarro Labbé de los hechos que se están investigando", indicó. El profesional precisó que su defendido "está tranquilo, pero también ansioso porque quiere que esta situación se termine pronto", acotó. No hay que olvidar que Navarro deberá enfrentar otro juicio en el mes de la patria. El viernes 6 de septiembre deberá escuchar las pruebas sobre su participación, con otra sujeto, en el robo frustrado a una casa de Licantén, hecho ocurrido el 2017.






Publicar un comentario

 
Subir