Hasta con la ayuda de un drone, autoridades siguieron el primer día de la intervención de esta iniciativa, la cual durará cuatro años  y que tiene una inversión que supera los 17 mil millones de pesos. La empresa Icafal comenzó el mejoramiento en su primera etapa, la cual está comprendida en avenida Alessandri, entre la Ruta 5 Sur y el paradero nueve, quedando el tránsito en un solo sentido que es para el ingreso de los vehículos a la ciudad. De hecho, la constructora instaló barreras para separar la calzada, todo ayudado por personal de Carabineros, los cuales se preocuparon de ordenar el tránsito y guiar a los conductores que tenían dudas por dónde seguir. Hay que recordar que esta es la segunda intervención vial debido que desde el viernes pasado el tránsito por Manso de Velasco quedó solo con dirección hacia el sur, entre Freire y Camilo Henríquez. La idea es que sea una alternativa para salir de la comuna y tomar la principal carretera del país.



Prueba de fuego

Si bien el balance del primer día fue positivo, las autoridades saben que la próxima semana será clave, pues vuelven las clases normales y habrá muchos más vehículos en las calles.
Los conductores de buses rurales deben transitar por Camilo Henríquez, Juan Luis Díez, Circunvalación, Rauquén, Los Vidales, calle de servicio de la Ruta 5 Sur y luego girar en U para tomar la carretera, mientras que los interurbanos deben tomar Maipú, Camilo Henríquez, Ohiggins, San José, Peña, Merino Jarpa, Manso de Velasco, Ruta 5 Sur. Por su parte, la locomoción colectiva debe transitar por Condell, Río Lauca, Río Limarí, Río Elqui y Rauquén, mientras que para la vuelta deben ir por Rauquén y avenida Alessandri. Si bien los primeros días habrá confusiones, caras largas y retrasos en el desplazamiento, con el tiempo y la señalética aplicada la gente se acostumbrará.



Publicar un comentario

 
Subir