Esta mañana hubo una reunión con varios de los actores involucrados en el tema como autoridades policiales, dirigentes y la gobernadora provincial, Macarena Pons, quien mostró su malestar porque el alcalde de Curicó, Javier Muñoz, se ausentó de la instancia. "Perdió una gran oportunidad, yo tenía una muy buena noticia que darle y era que a solicitud de la gente de Licantén (calle) en una reunión que tuvimos con él en la Municipalidad, donde ellos planteaban hacer una feria libre, conseguí con Serviu un terreno a dos cuadras para que se pudieran establecer", dijo. La autoridad precisó que con ese anuncio daba cierre a su participación en el tema, pues a su juicio, la solución de fondo debe tomarla el municipio. "Contraloría le pidió a la Municipalidad que hiciera una ordenanza, pero la Municipalidad mandó otro documento refutándolo. Es una lástima ver como el alcalde de la ciudad reacciona de esta manera y le da la espalda a una cantidad importante de feriantes", acotó.
Sobre la solución dada por la gobernadora provincial, el presidente de la agrupación Feria Libre-Persa Curicó, Jorge Álvarez,quien representanta a los comerciantes que se instalan en avenida Licantén, en las inmediaciones de la cancha, señaló que analizarán la propuesta. "Si va el cien por ciento de Las Pulgas ningún problema. Qué pasa si nos saca de avenida Licantén, mañana van a llegar otros", acotó.



Alcalde en Santiago

Como lo afirmó la gobernadora, a la misma hora había una reunión entre otros dirigentes de la feria. Sin embargo, no estaban con el alcalde, quien andaba en Santiago en una cita con la Subsecretaria de Desarrollo.  La jefa del departamento jurídico del municipio, Carolina Bustos, encabezó esta cita. "Estamos dando todos los pasos necesarios para que se cumpla el reglamento que fue producto de esta mesa de trabajo que funcionó por más de un año. Todo tiene que canalizarse hacia el área pertinente de la Municipalidad para emitir los permisos necesarios para que tengan todo ordenado cuando los vayan a revisar Impuestos Internos. Estamos hablando de una reunión de trabajo", indicó. Sobre la polémica de reglamento u ordenanza, la profesional sostuvo que "Lo más importante es el contenido y nadie ha cuestionado el contenido de esta normativa que es específica a medida de la situación de las personas de la Feria de Las Pulgas. Simplemente, hay una discrepancia jurídica respecto del nombre y es una cuestión que estamos zanjando con la Contraloría General del Maule y estamos muy atentos a la solicitud de reconsideración que presentamos y cuando ellos nos respondan tomaremos las medidas del caso", apuntó.




Publicar un comentario

 
Subir