El Tribunal de Garantía de Curicó cerró la investigación por el delito de homicidio frustrado en contra de Miguel Ángel Traipe Chorimán, de 41 años, quien intentó matar a su expareja al interior de la villa Enrique Frolich de la localidad de Los Niches, el verano pasado. El imputado se encuentra con prisión preventiva por ser considerado un peligro para la seguridad de la sociedad. Ayer, se revisó la medida cautelar, la cual fue mantenida, pues no han cambiado los antecedentes del caso.
La madrugada del 18 de febrero, el acusado permaneció oculto en el antejardín de la casa donde residía su excónyuge, Margarita Díaz Acosta, quien compartía una convivencia con amigos. Cuando los asistentes se retiraban del lugar, Traipe Chorimán encaró y discutió con su esposa y, luego, la agredió con un arma blanca que portaba, propinándole diversas estocadas. Ataque que reiteró en contra de uno de los invitados que intentó defender a la víctima, resultando también con cortes en la espalda y brazo.

Querellante

Abogado regional del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género del Maule, Carlos Rozas, se mostró satisfecho con que se mantenga la prisión preventiva, pues “no han variado las condiciones respectivas por las cuales el imputado quedó privado de libertad”, indicó. El profesional recordó que hubo una premeditación del acusado, quien “se encontraba escondido detrás de unos árboles al exterior de la propiedad y cuando la mujer salió el agresor la atacó con un arma blanca”, dijo. El funcionario público recordó que como servicio presentaron una querella por homicidio frustrado, donde arriesga una condena de  10 años y un día hacia arriba.






Publicar un comentario

 
Subir