En las próximas horas debería haber veredicto para el hombre que violó a una mujer y dejó lesionado a su acompañante, hecho registrado la madrugada en agosto del año pasado. El imputado arriesga alrededor de 22 años de condena y el Ministerio Público ha llevado a estrado varios testigos y peritos para acreditar la participación del acusado en los hechos, los cuales no ha confesado, dando versiones distintas. La Fiscalía, además, tiene antecedentes y pruebas biológicas que respaldan la formalización que fue por tres delitos: lesiones menos graves, homicidio frustrado y violación.
Según la carpeta investigativa, un hombre y una mujer llegaron hasta uno de los miradores del cerro Carlos Condell de Curicó el 5 de agosto del año pasado. Alrededor de las 6 de la madrugada, apareció un sujeto que se dedica a cuidar autos, de 29 años, quien le hizo un corte en el hombro izquierdo al hombre, a quien hizo caer por la ladera unos tres metros. Una vez con el camino despejado, golpeó con una piedra y sus puños a la mujer, a quien violó. El acompañante de la joven alcanzó a recuperarse y advertir del ataque a Carabineros.

Restricciones

Este juicio ha llamado la atención por una serie de particularidades. Por ejemplo, a la petición de la defensa, las juezas del Tribunal Oral en lo Penal prohibieron a los medios de comunicación dar antecedentes personales del imputado, ni siquiera publicar fotografías de espalda. Además, para evitar la revictimización de las víctimas, se solicitó que cuando declararan se cubriera con un biombo a su agresor, quien se ha mostrado muy nervioso e inquieto en los días de audiencia que lleva este juicio. Trascendió que la defensa se la jugará los la tesis de que el imputado tiene problemas sicológicos, por lo cual sería inimputable.




Publicar un comentario

 
Subir