La tarde de ayer comenzó a circular un fuerte rumor que daba cuenta de que el Intendente Regional, Pablo Milad, había agredido al concejal de San Clemente, Pablo Amaro. Incluso se habló de que había ido a constatar lesiones a un centro asistencial. Con el correr de las horas, la información se expandió al igual que el silencio de los involucrados.

Solo discusión

Sin embargo, la autoridad regional salió al paso y emitió un comunicado desmintiendo la existencia de golpes. "Si bien existió un intercambio verbal entre el concejal y yo, niego tajantemente una supuesta agresión física de mi parte hacia él", dice uno de los párrafos del documento.


Publicar un comentario

 
Subir