Molesta e inquieta se encuentra la comunidad que vive en los alrededores del recinto religioso reducido a cenizas en un incendio registrado a fines de noviembre pasado y cuyo origen aún se está investigando. El  secretario de la junta de vecinos Avenida España Sur, Jaime Bass, emplazó a las autoridades eclesiásticas a tomar cartas en el asunto. “Que el Obispado y el Vicario de Curicó den una explicación, ya que nosotros hicimos a su debido tiempo una advertencia que se cortara la maleza interior y exterior y que no se siguiera permitiendo que entrara gente en situación de calle ,  pero ni siquiera contestaron”, se quejó. 


"Da depresión"

El dirigente puntualizó que es muy triste ver todos los días en la situación de abandono en que quedó el monumento nacional. “Necesitamos que eso se arregle. El panorama, la vista que uno tiene cuando se levanta es una inmundicia y todo quemado. Con eso uno parte en la mañana y llega a su casa con una depresión enorme en ese aspecto. Ahora viene la Misa del Gallo y dónde se va a hacer”, se preguntó.



Calidad de vida

Jaime Bass recordó que días antes del incendio mandaron una carta al Obispado para que limpiaran el lugar, pero nadie hizo nada. Por tal motivo, llamó a evitar un nuevo hecho que lamentar, pues hay un peligro inminente. Además, lamentó el corte de tránsito en el sector. “Esa calle cerrada cuántos días lleva. Quién es el responsable si en un momento determinado un niño se mete y se le cae el muro, ¿vamos a lamentar una muerte? Qué está esperando Monumento Nacional para dar un dictamen de esto”, indicó. El secretario de la junta de vecinos de Avenida España Sur emplazó a las autoridades políticas a analizar el tema. “Qué está esperando el Gobernador y el Intendente. Estas autoridades no nos están respetando. Por qué no han sido capaces de reunirse con nosotros”, apuntó.





Publicar un comentario

 
Subir