Esta tarde el Ministerio Público reconoció que el militar detenido por la muerte del joven curicano no realizó el disparo mortal que le quitó la vida a José Miguel Uribe, de 25 años, quien se manifestaba en la Ruta 5 Sur, en el marco del estallido social. Por ese hecho, fue formalizado un soldado que pasaba por la carretera, quien siempre negó haber cometido el crimen, argumentando que la bala real la disparó hacia el cielo. De hecho, en la formalización de cargos, su defensa dijo que un testigo habría visto disparar a un hombre que se desplazaba en una camioneta roja.
Se espera que mañana miércoles se reformalice al uniformado, quien solo sería acusado de usar su arma de servicio injustificadamente.


¿Y quién fue?

Todos los dardos apuntan a Francisco José Fuenzalida Calvo, quien ya está formalizado por herir, con un arma no inscrita, a dos jóvenes en las manifestaciones que se registraron esa misma noche en el sector de la Alameda Manso de Velasco, cerca del edificio de los tribunales. El hombre se encuentra desde ese día en prisión preventiva por ser considerado un peligro para la seguridad de la sociedad.
Por esos tres homicidios frustrados, el imputado arriesga cinco años y un día por cada caso, más tres años y un día por porte ilegal de arma de fuego.






Publicar un comentario

 
Subir