Los protagonistas de esta historia son alrededor de 15 personas que trabajan para una empresa contratista de la CGE. El grupo está en huelga legal desde el 27 de diciembre porque no han llegado a acuerdo con la eléctrica en negociaciones colectivas. Hasta ahí todo normal. A eso de las 10:30 horas, los manifestantes fueron increpados por algunos peatones, quienes le exigieron bajar el tono de sus gritos y la música que animaba la caminata, pues a su juicio, estaban molestando a los estudiantes que estaban realizando la PSU, en el Liceo Deportivo Luis Cruz Martínez. Incluso, un peatón casi se fue a las manos tras impedir que el grupo circulara hasta la casa central de la CGE, donde querían demostrar su malestar. Voceros de los manifestantes aseguraron que en la negociación participan alrededor de 650 trabajadores a nivel nacional, siendo 29 de Curicó.


Calmar los ánimos

Tomando en cuenta que la situación se estaba agravando, llegó personal de Carabineros para calmar los ánimos. El subcomisario de Santa Fe, teniente Eduardo Oyarce, afirmó que "durante el desplazamiento estas personas interrumpen el tránsito de un transeúnte que se ofusca ante esta situación y encara a este grupo iniciándose una pequeña discusión verbal en el lugar". La autoridad de la policía uniformada agregó que hubo "los típicos improperios, un par de empujones, pero es una situación que quedó en eso solamente. No hubo ningún tipo de agresión ni detenido".



Publicar un comentario

 
Subir