Los establecimientos educacionales de la provincia estarán dos semanas sin clases, sin embargo, la idea es que los alumnos se mantengan activos con sus materias. La directora provincial de Educación, Irene Cortés, señaló que se trabajará con entrega de contenidos a distancia usando las tecnologías. "Son orientaciones de aprendizajes con los planes especiales que se están entregando para que los alumnos desde sus casas puedan también mantenerse con los aprendizajes", indicó.

Más cómodos

La autoridad dijo que, obviamente, no es como una clase presencial, pero ayuda bastante. "Por lo menos tiene algo para que puedan realizar. Esas orientaciones se están organizando para que los distintos profesores puedan entregarlas y así de esa forma dejar que los estudiantes puedan trabajar desde sus hogares", acotó.

Siguen funcionando

La autoridad educacional precisó que los recintos no están cerrados, por lo que habrán turnos éticos para atender a algunos estudiantes. "Deben coordinar la entrega de la alimentación para aquellos que lo requieran. Se está trabajando con la Junaeb para que en aquellos casos que se requiera puedan tener la comida que corresponde. También se deben coordinar las vacunas que se están programando con el ministerio de Salud", sostuvo.







Publicar un comentario

 
Subir