El Tribunal Oral en lo Penal de Curicó decretó la condena de 11 años para José Ignacio San Martín Albornoz, de 26 años. quien protagonizó varios robos con fuerza en lugares habitados en la comuna de Teno, a mediados del año pasado. Tras darse a conocer el dictamen, el fiscal Felipe Novoa resaltó la decisión judicial debido a que en un principio primó el estado psiquiátrico del imputado. “Hubo bastantes inconvenientes dado que se había entendido por los tribunales de que aquellos que son declarados locos o inimputables no pueden estar en cárceles, sino que tienen que estar internados en recintos especiales”, contó.



A un centro psiquiátrico

El profesional del Ministerio Público señaló que finalmente los tribunales entendieron que el acusado era un peligro para la sociedad, pues seguía delinquiendo sin problemas, situación que tenía cansados y asustados a los vecinos. “Después de muchas veces, el imputado cometió un nuevo robo y ahí el tribunal accedió a internarlo provisoriamente. Fue condenado a una pena de 11 años de internación en un centro especializado. Podría ser El Peral, ya que no son muchos los lugares donde se puede llevar a cabo esta forma de cumplimiento para aquellos que son declarados demente”, indicó.

Publicar un comentario

 
Subir