Personal de Gendarmería del Centro de Cumplimiento Penitenciario  de Curicó descubrió a una abogada, quien habría intentado ingresar fármacos al recinto penitenciario. El hecho ocurrió cerca de las 15:40 horas del pasado martes, cuando la profesional pasó por el control de acceso habitual de toda persona que entra a un recinto penal, instantes que el gendarme segundo Patricio Polanco, procedió a pasar la paleta detectora de metales, la cual comienza a sonar alertando al funcionario. La abogada portaba en los bolsillos de su abrigo: 15 comprimidos de zopiclona, 10 comprimidos de brevex y cinco comprimidos de dolo-neurobionta.
Buen procedimiento
El director regional de Gendarmería, coronel José Luis Meza Guajardo, destacó el actuar oportuno del personal y recalcó que, esto demuestra que los estrictos protocolos de ingreso a los recintos penales funcionan, junto con ello, lamentó la participación de profesionales que están para defender ante la justicia a los usuarios del sistema, en este tipo de hechos.
A la justicia
Por su parte, el jefe del penal de Curicó, teniente coronel Alex Hermosilla Godoy, informó que se dio cuenta de inmediato al fiscal de turno, Rodrigo Pizarro, quien notificó a la ciudadana bajo el artículo 26 del Código Procesal Penal y dispuso remitir los comprimidos de brevex y zoplicona al Servicio de Salud del Maule.

Publicar un comentario

 
Subir