Una de las autoridades que hizo gestiones para que se arreglara esa arteria ubicada frente al estadio ANFA es el concejal Jaime Canales, quien  culpó a los automovilistas que transitan por ese sector de no respetar la señalética colocada en el lugar para que se secara el trabajo. Agregó que las precipitaciones que cayeron por esos días tampoco ayudaron.“La gente no dejó que se secara el asfalto como corresponde, rompieron las barreras que colocó la empresa constructora y empezaron a pasar los vehículos a diestra y siniestra. Lo otro malo que nos tocó es que llovió mucho esos días y el agua fue mortal para el asfalto recién puesto”, acotó. La autoridad puntualizó que ha conversado con la empresa (a cargo del eje vial Alessandri-Freire) para reparar la zona afectada.

Mal ejemplo

En tanto, la presidenta de la junta de vecinos de la población Arismendi, Erika Figueroa, compartió la visión del concejal de la UDI y llamó a la comunidad a tener paciencia, pues se está trabajando para una solución definitiva. “No tuvo el tiempo necesario de secado porque si bien nos habían pedido que a los menos dos días no se transitara, tuvo solo como cinco hora de secado debido a que los vecinos por la tarde noche rompieron las huinchas de no pasar y salieron con los conos enredados en los autos y los arrastraron, simplemente pasaron”, indicó. La dirigente precisó que los automovilistas solo tenían que desviarse dos o tres cuadras para evitar los daños en el trabajo realizado. “Fue solo falta de buena voluntad de las personas”, remató.



Publicar un comentario

 
Subir