. El protagonista de esta historia es Fabián Arancibia Castro, quien se desempeñó como jefe técnico del programa Prodesal de la Municipalidad de Sagrada Familia, entre junio de 2011 y marzo de 2015, fecha en la que fue despedido, no obstante tenía contrato vigente. Por lo anterior, tres meses después se demandó al municipio y solidariamente a Indap (tiene vínculo con programa Prodesal) por vulneración de derechos fundamentales, despido indebido, nulidad de despido e indemnización de perjuicios. Fue así como el 31 de agosto de 2016, el exfuncionario obtuvo una sentencia favorable en el Tribunal de Molina, donde se condena a la municipalidad al pago de diversas prestaciones. Después de varios recursos en la Corte Suprema, el 11 de octubre del año pasado se mantiene a firme esa resolución y además se condena a las demandadas al pago de cotizaciones de seguridad social. Por último, en el Juzgado de Molina, el 28 de abril de 2020, quedó trabado un embargo en contra de los bienes del municipio por la suma de 14 millones 251 mil pesos.

Respuesta

Marcelo Barrios, abogado del demandante, señaló a www.curicosincensura.com, que ha tratado de buscar una solución con la Municipalidad. Sin embargo, a la fecha no ha pasado nada. En ese contexto, el 24 de abril pasado, el profesional presentó una solicitud al concejo municipal para ser recibido junto a su representado y acordar el pago, pero no ha tenido respuesta. Sin embargo, se abrió una luz de esperanza porque la semana pasada concordó una reunión con el alcalde Martín Arriagada. “En un principio me dijo que no me podía atender dado que estaba apurado y tenía otros compromisos, pero que atendía lunes y miércoles. Ante mi insistencia, logré que nos recibiera el lunes 25 de mayo, a las 11:00 horas, a fin de obtener una respuesta respecto de la deuda que el municipio mantiene con mi representado”, dijo.
Este conflicto judicial se suma a la solicitud del pago de más de 56 millones de pesos que la Municipalidad de Sagrada Familia le adeuda a una mujer por la muerte de su marido por un negligencia médica en la Cesfam de Villa Prat, deceso ocurrido el año 2012.



Publicar un comentario

 
Subir