Detectives de la Brigada de Robos (Biro) de Talca, a petición del Ministerio Público, concurren hasta los estacionamientos de un supermercado del sector sur de la ciudad, donde se encontraba un vehículo que había sido robado por tres sujetos momentos antes a su propietario, mediante la intimidación y violencia, a quien le provocaron distintas heridas en su rostro, según constaba en denuncia formulada por la víctima ante Carabineros, donde también se denunciaba el robo de más de 1 millón de pesos. Es así que los detectives se abocaron a efectuar las primeras diligencias, para determinar la efectividad del delito, entrevista de testigos y recolección de medios probatorios, tendientes a establecer los hechos e identificar a los responsables.




Grabaciones

Dentro de las indagaciones, se estableció mediante la revisión de cámaras de televigilancia existentes en el sector, que un sujeto con determinadas características había abandonado el vehículo sustraído en los estacionamientos del citado supermercado, imágenes que fueron cruciales para descartar el ilícito denunciado, por cuanto, al ser entrevistado la víctima por los detectives, éstos establecen por la morfología y vestimentas, que correspondía a la misma persona que había estacionado el auto. 

Gran mentira

Con la evidencia recopilada, los oficiales entrevistan al denunciante, respecto a la dinámica de los hechos, evidenciándose incoherencias en su relato, lo que sumado a lo observado en las cámaras de seguridad, se logró acreditar que esta persona se encontraba denunciando hechos falsos, antecedentes que fueron reconocidos por éste, determinándose finalmente que nunca existió el robo del vehículo ni del dinero; y que las heridas de su rostro se las había autoinferido,  por lo cual fue detenido en el mismo lugar por el delito flagrante de denuncia calumniosa. 





Publicar un comentario

 
Subir