Los vecinos de distintos puntos de la comuna han manifestado una serie de dificultades para abastecerse de productos básicos de alimentación.
Esa realidad la ha constatado el consejero regional, quien contó que muchas personas, especialmente de la tercera edad, le han consultado sobre esos temas. “Desde el inicio de la cuarentena he recibido una gran cantidad de llamadas y dudas en mis redes sociales. Adultos mayores, personas con discapacidad visual y/o auditiva, entre otras, que no entienden, no saben o no pueden sacar un permiso temporal en la comisaría virtual para ir a comprar pan al negocio de la esquina”, apuntó. Pablo Chávez agregó que “es gente que no solo es vulnerable por su condición de edad o física, sino también social. Entonces, me pregunto ¿alguien pensará en que no todas las personas tienen un computador o una impresora para imprimir estos permisos?
De esta manera, la autoridad regional cuestiona la estrategia del gobierno central y sobre todo de los alcaldes que exigían cuarentena, afirmando que “cuando uno ve que los alcaldes solicitan cuarentena con tanta fuerza, uno imagina que al mismo tiempo ya ha barajado toda la logística de cómo se van a organizar los distintos departamentos, sobre todo el equipo de asistentes sociales, para resolver los problemas antes señalados. Recordemos que los gobiernos locales tienen todos los instrumentos y recursos para pesquisar los casos que requieran ayuda”. De hecho, argumentó que “yo mismo como autoridad solicité reiteradamente cuarentena, sin embargo, se entendía que quienes están en la jefatura comunal, y que también la pedían, tenían desde marzo diseñado un plan de contingencia en caso de que se concretara. Al parecer no fue así”.

Mundo rural

Además, Chávez sostuvo que el mundo del campo se ve igualmente afectado con esto. “No olvidemos que Curicó es el centro neurálgico de la provincia, una cuarentena aquí repercute en todas las comunas aledañas. Entonces para que las personas de los sectores más rurales, que muchas veces no tienen acceso a internet, ni computadores o no saben leer, están completamente imposibilitadas de abastecerse en nuestra comuna u obtener algún permiso para ingresar. ¿Qué están haciendo los alcaldes de esas comunas que no están viendo esos casos? Diariamente, me llegan consultas respecto a este tema de los distintos puntos de la comuna. Con mi equipo, hemos ido apoyando la gestión, pero como consejero regional no tengo facultad ni la capacidad de abarcar todas esas problemáticas. Ese es el rol de cada municipio”, indicó.

En otro mundo

Otro elemento que enfatizó el CORE de la provincia de Curicó fue la forma en que las cuarentenas están organizadas en las poblaciones. “No es posible que tengan que sacar un permiso virtual para ir a comprar pan a la esquina, cuando podría hacerlo más fácilmente con un permiso de residencia emitido por la junta de vecinos”. Agregó que “no sé en qué mundo viven estas personas que diseñaron los permisos; imagino que ellos comerán pan duro como dijo el intendente subrogante o simplemente tendrán gente que les va comprar el pan. Al menos, la realidad que yo conozco no es así”. Por último, hizo un llamado a las autoridades locales a ser más empáticas, tomar cartas en el asunto y poner énfasis en la población que más necesita apoyo, ya que hoy en día está siendo una verdadera tortura para las personas menos tecnológicas obtener algún tipo de permiso.



Publicar un comentario

 
Subir