Este jueves se estableció que Gerardo Castro Bravo,, de 33 años,  fue víctima de un crimen cometido por un sujeto,  quien confesó ante la policía que en el lluvioso lunes del 29 de junio, ambos habían estado consumiendo alcohol en la vivienda de la víctima ubicada junto al río, en la localidad de Villa Prat de Sagrada Familia. Entre ambos se desató una pelea que terminó con la muerte del dueño de casa tras recibir reiterados golpes de pala en la cabeza.  Tras ello, el asesino amarró a la víctima y lanzó su cuerpo al río Mataquito. 
Diligencias
“Es por ello que una vez que conocimos la situación y de la denuncia de presunta desgracia, de inmediato nos constituimos en el sector, con el equipo de emergencia, y nos sumamos a la búsqueda, principalmente en el río, porque pensamos que había caído a las aguas y había sido arrastrado”, explicó el alcalde de Sagrada Familia, Martín Arriagada. La autoridad recordó que son varios los equipos que han estado en las labores de rastreo, entre ellos integrantes de la segunda compañía de bomberos dela comuna, la PDI, el GOPE, el grupo Gersa (de rescate en agua), funcionarios municipales y rescate andino, pero aún no ha pasado nada.


Publicar un comentario

 
Subir