Con la medida cautelar de arraigo nacional quedó el conductor de la empresa Andimar, identificado con las iniciales L.A.H.T, quien el 23 de enero pasado atropelló a una ciclista en la intersección de calle Rodríguez con avenida Camilo Henríquez, en pleno centro de Curicó. En ese lugar, perdió la vida Gema del Rosario González Hernández, de 44 años, quien se trasladaba a su casa ubicada en la población Olano Arismendi tras una jornada de trabajo en el Mall Valle, donde cumplía labores de aseo.

El abogado querellante de la familia de la víctima, Marcelo Barrios, afirmó que el Ministerio Público formalizó cargos  por un “cuasidelito de homicidio. La Fiscalía pidió la medida cautelar de arraigo nacional, lo que fue decretado por el Tribunal de Garantía”.


 "Tiene una condena"

El profesional agregó que se fijó en cuatro meses el plazo de la investigación y que él había pedido el arresto domiciliario nocturno para el imputado, pues si bien no tiene antecedentes en su hoja de vida, si tiene una condena. “El año 2009 por el Juzgado de Garantía de Yungay por manejo en estado de ebriedad con lesiones y daños y registra dos causas más por daños del año 2010 en la misma ciudad”, contó.

Marcelo Barrios afirmó que hasta ahora no han tenido contacto con la empresa donde trabajaba el acusado. “No ha habido ninguna comunicación con la empresa de buses y tampoco se ha llegado a ningún eventual acuerdo en favor de las hijas de la víctima de actuales 20 y 19”, indicó.

Publicar un comentario

 
Subir