Un agitado día en terreno ha vivido el gobernador provincial de Curicó, Roberto González, en el marco de verificar que estuviera todo en orden para el histórico Plebiscito registrado en nuestro país. En horas de la mañana cumplió con su deber cívico votando en la Escuela España de Curicó y luego se trasladó a Romeral, Teno y Sagrada Familia, donde encontró que todo funcionaba con normalidad. “Hemos podido dar como señales corroborar y comprobar que la gente se ha comportado de manera cívica, ha podido participar de manera tranquila en este proceso”, indicó.


Seguridad

Roberto González señaló que el Gobierno cumplió su promesa en cuanto a garantizar una votación segura, especialmente, en la tarea de evitar la propagación del Covid-19.“Siempre garantizamos que estaban todas las medidas, desde el punto de vista de la seguridad pública, desde el punto de vista sanitario para poder acercarse a sufragar y básicamente las personas captaron el mensaje”, dijo.


Nada que lamentar

Sobre hechos de violencia o desmanes, la autoridad sostuvo que fue una jornada tranquila, salvo algunos hechos aislados menores. “No hemos tenido ningún hecho que lamentar, solamente un par de denuncias por algunos letreros que fueron instalados en algunos puntos de la ciudad con algunas consignas relativas a la elección”, aseguró.

Publicar un comentario

 
Subir