A través de un comunicado, la Municipalidad de Molina dio a conocer una serie de presuntas irregularidades en el Servicio de Salud del Maule que mantendrían estancado el proyecto para la construcción de un Centro de Salud Familiar, Cesfam, y cuyos recursos se aprobaron por el Consejo Regional el año pasado.

La alcaldesa Priscilla Castillo dijo que "nos llama poderosamente la atención y de verdad que sentimos que es sospechosa la actitud del Servicio de Salud. Se habían asignado mil 636 millones de pesos y ahora en la ficha aparece en cero pesos".

Cuestión política

Sobre el por qué de la situación, la autoridad comunal  puntualizó que "siento que responde a una cuestión política Siento que se hace a propósito porque vienen las elecciones y no quieren empezar el Cesfam, perjudicando a la comunidad de Molina que por muchos años ha esperado para mejorar la infraestructura de salud".



Publicar un comentario

 
Subir