El pasado 25 de octubre el pueblo chileno concurrió a participar de un plebiscito histórico que junto con poner término a la Constitución de 1980, la llamada Constitución de Pinochet, permitía iniciar un proceso de redacción de un nuevo texto constitucional, mediante el expediente de una Convención Paritaria y 100% electa por la ciudadanía, opción que finalmente obtuvo una aprobación del orden del 80%.

Esta será la primera vez en más de 200 años de historia que nuestro país tendrá el derecho a elegir representantes que deberán redactar y proponer una nueva carta fundamental, la que será sometida a un plebiscito de salida con participación obligatoria. Todos los textos constitucionales anteriores han sido redactados por juristas e intelectuales. Estamos por tanto frente a una experiencia inédita profundamente democrática.

Queda pendiente la discusión en el Congreso Nacional acerca de la participación de los pueblos originarios por medio de escaños reservados, lo que sería un anticipo de su reconocimiento constitucional y una manifestación de un nuevo trato más digno para quienes representan una parte de nuestro ADN cultural y genético. Somos una nación mestiza y ya es tiempo de reconocerlo y de sentirnos orgullosos de nuestras raíces.

Ahora que la Convención Constitucional es una realidad que tomará cuerpo el próximo 11 de abril de 2021 en elecciones generales de alcaldes, concejales, gobernadores regionales y constituyentes, muchos ciudadanos se sentirán llamados a postularse a esta Convención y surge la pregunta sobre los requisitos exigidos para el cargo.

Al efecto debemos aclarar que el acuerdo político que dio origen a esta Convención estableció que sus integrantes deberán cumplir los mismos requisitos exigidos para ser diputado de la República y que se elegirán por las mismas reglas vigentes para la elección de dichos parlamentarios. En otras palabras se elegirán en 28 distritos desde Arica a Magallanes y para postular se requiere ser ciudadano o ciudadana con derecho a voto, tener cumplidos 21 años de edad, haber cursado la enseñanza media o equivalente y tener RESIDENCIA EN LA REGIÓN a que pertenezca el distrito electoral correspondiente durante un plazo NO INFERIOR A 2 AÑOS, contado hacia atrás desde el día de la elección.

En lo personal, estoy de acuerdo con los requisitos pero creo que no es bueno usar el sistema de distritos parlamentarios actualmente existentes porque reproduce la sobre representación de la Región Metropolitana en función de su número de habitantes y algunas regiones, por el contrario, sólo elegirán 3 representantes.

En otras palabras, era el momento de un nuevo trato paritario entre regiones del país, las que por tratarse de un momento refundacional de la República deberían concurrir con igual número de representantes a la convención. Llegó el momento de construir un Chile con mayor equidad territorial y que cada región tenga el mismo trato independiente del número de su población.

Tal vez todavía estemos a tiempo de introducir correcciones, falta definir cupos para pueblos originarios, podríamos aumentar el número de constituyentes, para fomentar la participación ciudadana, y adicionalmente, establecer una representación equilibrada entre regiones. Estoy seguro que otro Chile más descentralizado y con verdadera autonomía regional comenzaría a escribirse.



 Gerardo Muñoz Riquelme

Abogado y Magister en Gerencia y Políticas Públicas

Publicar un comentario

 
Subir