A través de una declaración pública en redes sociales, el actual concejal Ernesto Bravo anunció que hasta aquí llegaron sus ganas por ocupar el máximo cargo de su comuna. “He tomado la decisión de no postularme a la alcaldía por Vichuquén. Esta decisión se basa en que tenía que haber unión en la coalición que yo represento (Convergencia Democrática)”, dijo. En ese sentido, lamentó que otro simpatizante de la oposición se haya restado a participar en una primaria u otra modalidad del sector para llevar un abanderado único. “No puede ser posible que un militante, expresidente regional del PPD, amigo personal de la Presidenta Bachelet renuncie a su partido para no ir a una primaria, encuesta o cómo quiera llamarse, esto habla muy mal de don Román Pavez”, se quejó.

 Por la misma senda

El concejal de la DC siguió con sus descargos. “Parece que no aprendimos nada de lo que quería la ciudadanía en octubre cuando se manifestó. En mi caso nunca he tenido ambiciones de poder, siempre el poder es para servir y no para servirse. Espero que entre todos los ciudadanos de Vichuquén busquemos lo mejor donde nuestras autoridades tengan una real transparencia y, lo más importante, una vocación de servicio para nuestras comunidades”, acotó.

Bravo aprovechó de agradecer a “muchas personas que me llamaron y valoraron el trabajo que hemos hecho estos años, a mi partido la Democracia Cristiana que me dio su confianza y me proclamó. Sigo y seguiré luchando por los ideales del humanismo cristiano que me representa. A mi presidente regional que me entendió y acepté a ser candidato a concejal para seguir aportando al progreso de mi comuna”.




Publicar un comentario

 
Subir