De oficio, el Ministerio Público abrió una investigación sobre un encuentro de varias personas en el sector de Boyeruca, en la comuna de Vichuquén, el cual se realizó el 26 de diciembre pasado, con motivo de la celebración de un cumpleaños, sin tomar en cuenta los protocolos sanitarios en tiempos de pandemia.

El fiscal jefe de Lincantén, Andrés Gaete, dispuso de varias diligencias para esclarecer los hechos denunciados, los cuales habrían transgredido el artículo 18 del Código Penal, mediante el cual se puso en peligro la salud pública por infringir las reglas higiénicas o de salubridad, debidamente publicadas por la autoridad. “Se habrían infringido las normas dictadas por el ministerio de Salud para combatir los efectos del Coronavirus”, apuntó.

Investigación

El persecutor puntualizó que se inició la investigación correspondiente para determinar eventuales responsabilidades del organizador y los participantes en la fiesta. “Para tales fines se ha despachado una orden de investigar a la Bicrim (Brigada de Investigación Criminal) de la Policía de Investigaciones de Curicó a objeto de que indaguen la efectividad de estos hechos”, indicó.

Hasta el momento ha trascendido que el organizador de la fiesta estaba en cuarentena preventiva a la espera del resultado del PCR, el cual posteriormente dio positivo, situación que puso en riesgo a todos los contactos estrechos que estuvieron presentes en el evento.



Publicar un comentario

 
Subir