Las fuertes y abundantes precipitaciones caídas el fin de semana pasado en la zona central del país provocaron serios daños en las cosechas y producciones de frutas y verduras, por lo cual el Gobierno decidió decretar emergencia agrícola en las regiones de Ohiggins y el Maule. En ese sentido, la ministra del Agricultura, María Undurraga, señaló que se destinarán 700 millones de pesos para ayuda.

Afectados

Tras conocer el anuncio, el intendente de la región del Maule, Juan Eduardo Prieto, afirmó que ahora lo más importante es que las personas que sufrieron pérdidas llenen una encuesta para precisar sus daños y, de esa forma,.tener más claridad a la hora de destinar llos recursos para que salgan adelante en este difícil momento.



Publicar un comentario

 
Subir