El presidente de la Cámara de Comercio de Curicó, Víctor Dacaret, reconoció que las dos cuarentenas totales que ha vivido la comuna han sido muy complicadas. “Han sido 40 días, que agregados a los 45 del encierro anterior, nos da una cifra que solo los más estoicos pueden soportarla. No sé cuántos pequeños comerciantes podrán abrir sus locales. Han sido días de pesadilla, angustia y desesperación”, admitió.

Optimismo

A pesar de todo, el representante de los comerciantes señaló que hay que ser optimistas y pidió "que las autoridades ayuden otorgando créditos blandos a largo plazo y los consumidores deben hacer su parte vacunándose, para ir paulatinamente controlando esta epidemia, manteniendo la distancia mínima con los pares y mantener una higiene constante de agua y jabón”.

A no retroceder

El presidente de la Cámara de Comercio de Curicó calificó recordó que "vamos a tener dos semanas de observación y si no hay un buen cumplimiento serán 30 días más de cuarentena. A la juventud no es si es demasiado pedirle esperar un poco tiempo más para realizar celebraciones, si así fuere estaríamos conversando con gente responsable, sino estaríamos ante la peor lacra de nuestra ciudad”.



Publicar un comentario

 
Subir