Personal de la seremi de Salud y Carabineros tuvieron que concurrir la madrugada de este lunes feriado a fiscalizar una denuncia por ruidos molestos y por no respetar el toque de queda. Los funcionarios llegaron, alrededor de las 2:30 de la madrugada, al departamento 54 de la torre G, de un edificio ubicado a la altura del 760 de avenida Cloroformo Valenzuela, a un costado de la Feria Libre de Curicó.

En el procedimiento fueron aprehendidos por participar de una fiesta clandestina 11 personas mayores de edad, sin antecedentes ni órdenes vigentes. Se trata de dos ciudadanos venezolanos, además de siete venezolanas y dos colombianas.

Sumario

Por orden del fiscal de turno, se instruyó la detención de la dueña del inmueble, identificada con las iniciales M.B.J de 24 años, a quien se le cursó un sumario sanitario.

En tanto, que sus invitados quedaron citados a declarar posteriormente al Ministerio Público por infringir medidas preventivas para evitar la propagación y contagio del Covid-19.



Publicar un comentario

 
Subir