El 19 de junio pasado, la Federación Regionalista Verde Social (FREVS) le envió una carta al presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, donde se le informa que se ha decidido “congelar las conversaciones relacionadas con la construcción de un acuerdo parlamentario entre comunistas y regionalistas verdes por cuanto no ha existido de parte del PC la voluntad política de avanzar en la construcción del mismo, como se había comprometido”. La misiva agrega que por lo anterior “nos lleva a buscar con otros actores políticos dentro de las fuerzas transformadoras los acuerdos o pactos para asegurar una mayoría parlamentaria que permita concretar en democracia los cambios que el país requiere”.

El presidente regional del FREVS, Manuel Améstica, reconoció que hay diferencias con los comunistas, pero aclaró que “eso no significa salirnos del pacto y darle un ultimátum a los partidos aliados del movimiento Apruebo Dignidad. Significa que la Federación Regionalista Verde Social pide respeto por sus militantes y por lo que somos”.

Congelar relaciones

El actual consejero regional por la provincia de Curicó puntualizó que por las diferencias surgidas “hemos decidido congelar (relaciones) porque el hegemonismo del Partido Comunista es extremo y creo que no es buena señal”.

Manuel Améstica indicó que siguen en el pacto y que están en condiciones “de decir que a los mejor nos restamos de ir a votar si esto no se soluciona”.

No hay que olvidar que el FREVS considera, además, que el PC ha demostrado una falta de interés para que su colectividad sea incorporada en la elaboración del programa de gobierno y vocerías del movimiento Apruebo Dignidad.



Publicar un comentario

 
Subir