En dependencias de la Prefectura de Carabineros de Curicó, se llevó a cabo la ceremonia de ascenso del comisario de la segunda Comisaría de Licantén, mayor Luis Avilés Setz. La actividad contó con la totalidad de los protocolos establecidos por la autoridad sanitaria y fue presidida por el Jefe de la VII Zona de Carabineros Maule, general Fernando Lobos Horn.

Durante la jornada, el ahora mayor de la institución policial,  fue investido por su padre, quien emocionado por la oportunidad puso sobre sus hombros los distintivos de su nuevo grado.  

El jefe de la unidad policial costera antes destacó como subcomisario en la Primera Comisaría de  Curicó, donde fue reconocido por su trabajo cercano con la comunidad así como también con el personal bajo su mando.

Felicitaciones

El general Fernando Lobos expresó su satisfacción por los logros del recién ascendido y aprovechó la instancia para motivar a seguir trabajando en la misma senda, a nunca olvidar sus principios institucionales y familiares. Además, agregó que “el oficial empieza a enfrentar nuevos desafíos y obligaciones, cada vez más complejas, que debe resolver en base a su capacidades y eficacia”.

Al término de la ceremonia, los familiares del ascendido, con el distanciamiento físico correspondiente, expresaron palabras de reconocimiento y admiración por lo que él es como hijo, padre, yerno  y esposo.



Publicar un comentario

 
Subir