Con pancartas y gritos, muchas mujeres se juntaron en la Plaza de Armas de esta ciudad para manifestar su molestia por los atrasos en la entrega de subsidios habitacionales tras más de un año de espera. Las manifestantes mostraron su rabia primero frente a la Municipalidad y luego en la Gobernación Provincial, donde se encuentran las oficinas del Serviu.

La representante del movimiento “Unión por la Casa Propia”, Andrea Osses, afirmó que están cansadas de esperar y de escuchar tantas promesas que no quedan en nada.

“El Serviu nos ha mentido. Hemos estado en varias reuniones, especialmente el 9 de marzo en Talca, y Curicó tenía terrenos disponibles, queremos nuestra casa y vamos a dar la pelea y lucha cueste lo que cueste”, aclaró.

Consultada por cuántos son las personas afectadas con esa situación, la dirigente puntualizó que “en este grupo somos más de 100 personas”.

Solución ahora

Andres Osses espera que las autoridades competentes realicen las gestiones correspondientes para cumplir el anhelado sueño de la casa propia. “Ya basta de parches, basta de que nos digan un día sí les damos pan y mañana te lo quitamos”, se quejó.

La mujer aseguró que la situación que están viviendo es muy preocupante y recordó que tienen sus ahorros para optar a una vivienda.  “Nos hablan de los subsidios y están cada vez más bajos. Y en Curicó hay terrenos, independiente de que sean caros o no, no nos pueden dejar abandonados. Además los arriendos están súper altos”, indicó.

                                                           Foto diario La Prensa



Publicar un comentario

 
Subir