Los voluntarios de Bomberos de Curicó removieron todos los escombros en el sitio eriazo de calle Prat donde se produjo anoche un siniestro que, además, provocó daños en un local de comida rápida aledaño y que tuvo en constante peligro al terminal de buses.

No hay que olvidar que al inicio del fuego, una mujer señaló a los organismos de emergencia que en el inmueble afectado dormía regularmente un hermano, situación que se descartó recién cuando el incendio fue controlado.

Otra emergencia

A la misma hora que Bomberos combatía el incendio en Curicó, cuatro viviendas resultaron dañadas en un siniestro ocurrido en calle Libertad al interior de la villa La Concepción, en la comuna de Molina. Gracias a la labor de los voluntarios, el fuego no se extendió a más inmuebles cercanos.

En el combate de las llamas un funcionario de Bomberos resultó lesionado al caerle una viga en uno de sus hombros, mientras que no hubo heridos entre los moradores de las casas, la mayoría gente de la tercera edad.



Publicar un comentario

 
Subir