Una dura condena espera Andrés Jofré Morales, quien mató de una estocada en el corazón a María Antivil Quintriqueo, madre de su pequeño hijo de 4 años, hecho que conmovió a la localidad de Lontué, el 23 de febrero pasado, ya que ambos pertenecían a bomberos del sector.
Tras algunos días de alegatos, el tribunal Oral en lo Penal de Curicó revolvió condenar al imputado por el delito de femicidio, violencia intrafamiliar y desacato debido a que no podía acercarse a la víctima, por lo que podría ser sentenciado a 28 años de cárcel.

Todo el rigor de la ley

Para la fiscal Mónica Barrientos se está pidiendo "una prisión en su grado máximo, es decir, 20 años de cárcel, a lo que suman penas menores por desacato y lesiones, por lo que el acusado arriesga cerca de 30 años de cárcel, pues se acreditó su participación en los hechos.  Este miércoles, el tribunal dará a conocer la condena final que es apelable a la corte de Apelaciones de Talca.


Publicar un comentario

 
Subir