“El incendio fue tremendo, desgarrador. Hubo mucho nerviosismo, mucho calor, mucho de todo. El fuego llegó cerca de mi casa, se quemó todo lo que era bosque nativo y sólo nos quedó el bajo para poder trabajar”, recuerda con nostalgia María Quitral, una de las afectadas por los incendios forestales en la entonces asolada comuna de Licantén.
Similar relato esboza Límbano Medina, también damnificado, esta vez en Hualañé: “Tuve suerte porque me libré con vida junto a unas cabras y unas ovejas. Mi campo resultó en un 75 por ciento quemado y los daños fueron cuantiosos”, comenta.

Ayuda estatal

Ambos testimonios corresponden al medio centenar de usuarios y usuarias del Programa “Yo Emprendo Semilla - Emergencia”, dispuesto de manera extraordinaria por el Gobierno para apoyar a Vichuquén, Licantén y Hualañé a través del Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS, a objeto de tender una mano y aportar recursos humanos, logísticos y económicos para remediar el daño e iniciar la etapa de reemprendimiento o reconversión laboral por parte de los afectados.


Publicar un comentario

 
Subir