A raíz de una denuncia por  el delito de apropiación indebida, la cual afectaba a un comerciante de San Javier, se logró la incautación de las máquinas de azar. La diligencia estuvo a cargo de efectivos de la Brigada de Investigación Criminal, la que evalúo los equipos requisados en poco más de 1 millón 750 mil pesos. Los detectives lograron dar con el paradero del imputado, quien mantenía las máquinas de azar en su poder, las que habían sido entregadas en comodato por el denunciante, con el compromiso de que mensualmente se le entregara una cierta cantidad de dinero, previamente acordada entre ambas partes, lo cual desde hace un tiempo a la fecha no se estaba concretando.

Final feliz

Ante esta situación, la víctima solicitó la devolución de las máquinas lo cual jamás se concretó debido a que la persona se negó en todo momento a entregarlas a su dueño, situación la que generó que se efectuara la respectiva denuncia por el delito antes señalado. Finalmente, en virtud a una orden de incautación emanada por el Juzgado de Garantía de San Javier, la cual fue debidamente gestionada por el Ministerio Público, las máquinas pudieron ser recuperadas y a devueltas a su dueño.



Publicar un comentario

 
Subir