Con detención ampliada desde el pasado martes se encontraba el ex carabineroFrancisco Eusebio Reyes Orellana, de 42 años,  luego de que se lograra establecer que golpeó en la cabeza y en reiteradas ocasiones con un martillo a su propia madre, de 61 años, y con la cual comparte domicilio en la Población Nueva Holanda, en la comuna de Molina. Las primeras diligencias que contaban con la versión del propio imputado daban cuenta que la víctima  se había golpeado de manera accidental, pero las pericias ordenadas por la fiscalía permitieron establecer que el autor era el progenitor.

Es un peligro

Según lo manifestado por la fiscal jefe de la comuna, Mónica Barrientos, el sujeto fue“formalizado por el delito de lesiones en contexto de violencia intrafamiliar toda vez que el 26 de septiembre agredió a su madre con un martillo en la zona de la nuca ocasionándole lesiones que fueron descritas por el médico de turno como lesiones menos graves. A raíz de eso pasó a control  y fue formalizado quedando en prisión preventiva por ser un peligro para la seguridad tanto de la sociedad como de la propia víctima”. De esta forma, Reyes fue enviado a prisión por un plazo de 3 meses que durará la investigación.



No era primera vez

El acusado tiene la pista bastante pesada, pues es reincidente en hechos de violencia familiar. Según el ministerio Público, ya había tenido episodios de golpes contra su ex cónyuge y contra su madre. Incluso, tiene condenas por lesiones en abril y noviembre de 2013 y diciembre de 2014.






Publicar un comentario

 
Subir