Fui difícil concertar la entrevista con la ex gobernadora Cristina Bravo. La mayor parte del día la pasa en terreno conversando cara a cara con la gente para saber cuáles son sus principales necesidades. Un día en la costa, otro en la zona precordillerana o en la ciudad, así es la vida de esta trabajadora social que quiere ser consejera regional por la provincia de Curicó. Reconoce que es un lindo desafío a sus 41 años y que su familia (marido y tres hijos) la apoya cien por ciento. Cristina Bravo afirma que hubo avances en los últimos años en todas las áreas, pero que la salud y la seguridad ciudadana son asuntos que necesitan soluciones con urgencia. 



¿Cómo nació la posibilidad de ser candidata a consejera regional?

"La empecé a evaluar desde el 2016. Además, del trabajo que venía realizando y de lo que me decían las distintas organizaciones, los mismos compañeros de trabajo y algunos concejales del partido, quienes me plantearon y dijeron porque gobernadora no se inscribe, uno nunca sabe y sería una muy buena representante. Desde ahí lo comencé a pensar".

También tiene que haber recibido apoyo de la gente...

"Varias organizaciones y dirigentes de distintos centros de acción de la Mujer, de clubes de adulto mayor me preguntaron ¿y qué va a hacer después de que termine su periodo como gobernadora? Le dije que de profesión soy asistente social así que me voy a desempeñar en cualquier área, ya sea recursos humanos o cualquier trabajo donde pueda postular. Esas dirigentes me dijeron que sería bueno que me quedara en el servicio público y ahí fue donde comencé a pensar definitivamente la decisión, la cual coincidió con el apoyo de algunos alcaldes y concejales de la provincia, además, del apoyo del diputado".

¿Fue complicada la decisión?

"Fue compleja porque al salir de mi estado de confort que tenía en la gobernación podría haber terminado tranquilamente al 10 de marzo, pero en realidad siento que uno tiene que ser capaz en algún momento de la vida de tomar desafíos".

¿Primó la vocación de servicio?

"El principal tema es la vocación por el servicio público. No todo es tener una buena remuneración. Uno en la vida tiene que decidir lo que quiere hacer y estoy pensando en continuar con el servicio público y en ser parte de un proyecto político que involucra a más personas en un largo plazo. Y eso fue lo que me motivó y la tranquilidad también de conversarlo con mi familia, mis hijos y mi marido, que son mi principal apoyo que tengo hoy día".



"CONOZCO CLARAMENTE LAS NECESIDADES DE LA PROVINCIA"

¿Haber sido gobernadora es una ventaja?

"Lo fundamental es que conozco la zona. En los 3 años y medio recorrí cada uno de los rincones de la provincia de Curicó y no solo por el cargo de gobernadora, sino que además durante 7 años fui la directora regional del Registro Civil. Desde toda la vida he estado acá, ya sea por trabajo, por la familia de mi marido, por el trabajo de mis papás. Estudié en la Universidad Católica del Maule y conozco claramente las necesidades de cada una de las 9 comunas de la provincia".

Si bien ha habido avances, ¿cuáles son los problemas más urgentes?

"La gente sigue requiriendo como necesidad prioritaria el tema de la salud. Que existan más horas de médico, sobre todo en las comunas de la costa: Vichuquén, Licantén, Hualañé. Todos los vecinos requieren tener un Cesfam que cuente con más horas de médicos, una posta que atienda también los fines de semana, así como nosotros tenemos en Curicó los SAR, la gente de la costa necesita más medicamentos también".

¿Qué otros problemas hay en la zona costera?

"El agua es un tema fundamental también en Licantén, Vichuquén, Hualañé y Rauco, donde todavía tenemos familias que no tienen agua potable y que tienen este bien tan necesario gracias al agua que se les entrega a través de los camiones aljibes financiados por la ONEMI a través de la gobernación. Siento que hemos avanzado en algunas materias, pero queda mucho más por hacer".



"FALTAN 500 EFECTIVOS DE CARABINEROS"

¿Y qué pasan con las ciudades más urbanas como Curicó?

"Hoy en día en la provincia de Curicó nos faltan 500 efectivos de carabineros y el compromiso a junio de este año era que la dotación se iba a aumentar en 200 carabineros y a la fecha todavía no llegan". Además, el tema de la salud es relevante, donde la gente requiere mejorar los servicios de salud, que existan más atenciones médicas y más especialistas. Si bien en Curicó tenemos dos SAR de alta resolutividad necesitamos mejorar la atención de algunos hospitales, está el de Teno o Molina. La gente lo primero que quiere y necesita es atención las 24 horas y de lunes a domingo".

¿Uno de los aspectos importantes de ser Core es que se manejan recursos económicos?

"Es un tremendo desafío porque siento que los recursos del gobierno Regional deben ser distribuidos de manera equitativa. Como provincia de Curicó somos la segunda provincia más grande de la región del Maule en cuanto a habitantes y en los últimos años el 7 por ciento de inversión regional ha sido para la provincia de Curicó. Nosotros nos merecemos más en cada una de las 9 comunas y que la inversión apunte para mejorar la salud pública, la seguridad, el agua potable, etc".

La política está desprestigiada, ¿cómo se puede recuperar la confianza de la ciudadanía?


"Tenemos un deber cívico todos los chilenos mayores de 18 años y nosotros tenemos las autoridades que nos merecemos porque cuando uno no va a votar porque dice que la política está tan desprestigiada, uno también es responsable. Que hoy día vaya menos gente a votar es una decisión personal y si uno quiere cambiar las cosas el momento es ir a sufragar, pues a través del voto uno se manifiesta y elije a las autoridades. Cuando uno no va a votar con que derecho después reclama la calidad de autoridades que tiene".




















Publicar un comentario

 
Subir