Por 8 votos a favor y una abstención, el concejo municipal adjudicó a la empresa Dimensión la licitación por el servicio de la extracción de basura en la comuna por los próximos 4 años. En las bases, quedó establecido que mensualmente la municipalidad deberá pagar poco más de 211 millones por el servicio. Además, quedó establecido que la empresa tiene que renovar la mitad de sus camiones recolectores, es decir, 8 vehículos. También habría un aumento de sueldo promedio de 42 mil pesos mensuales para los 160 trabajadores. De hecho, en la propuesta de Dimensión está escrito que sus gastos en recursos humanos aumentarán de 80 millones a 88 millones a partir del 1 de noviembre próximo cuando empiece a regir el nuevo contrato.


Trabajadores contentos

Al concejo municipal llegaron cerca de una veintena de trabajadores de Dimensión, quienes estaban muy nerviosos por su futuro laboral. El presidente de uno de los sindicatos, Vicente Ruiz, se mostró muy satisfecho con el resultado de la licitación. “Tenemos un convenio colectivo eficiente y seguimos con la fuente laboral y no hay nada que se suspenda con este nuevo contrato. Eso es muy importante para todos nosotros”. Igual de satisfecha estaba la secretaria del sindicato, Marcela Lara, quien reconoció “que las más preocupadas éramos las mujeres, quienes no queríamos volver a otro trabajo por el sueldo mínimo”.


Voto de abstención

El único miembro del concejo municipal que no votó a favor fue el concejal Francisco Sanz, quien explicó porque se abstuvo. “Había solo una empresa apta y esto se iba a aprobar sí o sí. Lo que hago es una abstención, un voto político muy argumentado, diciendo que aquí hay un concejal observante de que la empresa funcione, observante de que no se vuelva a incumplir con ciertas cosas”, apuntó. No hay que olvidar que Sanz criticó fuertemente a Dimensión cuando un camión botó urnas y lápidas en el río Lontué.




Publicar un comentario

 
Subir