Se trata del ciudadano talquino Mauricio Verdugo, 46 años, quien realizó sus delitos, entre marzo y septiembre, en los hospitales de Curicó y Linares. Fue detenido por la PDI de Curicó y para engañar a sus víctimas se hacía pasar por funcionario de salud. Para ello, les pedía a los pacientes y sus familiares sus pertenencias para guardarlas, mientras las personas recibían atención. Lo malo es que al regresar la gente, ya no había ni rastros del hombre.

"Chaqueta acusadora"

El arrestado cometió un descuido mortal. En 4 de los 3 robos denunciados vestía la misma chaqueta azul con la que fue encontrado por los detectives. Con ese dato, la policía pudo comprobar a través de las cámaras de seguridad de los recintos asistenciales de que era el responsable de los ilícitos. Nunca usó bata blanca u otra vestimenta que usan habitualmente los médicos o técnicos en enfermería. Verdugo tenía antecedentes policiales por varios hurtos.


Publicar un comentario

 
Subir