En estos días, un auto estacionado a pleno sol puede alcanzar en su interior fácilmente los 60 grados en menos de una hora,  por eso la empresa León Servicio Automotriz entregó importantes recomendaciones cuando nuestro vehículo se enfrenta a esta situación. 
“En primer término, las cremas y medicamentos sobre todo las que vienen en spray pueden ser perjudiciales frente a una de ola calor” explicó Nicolás Aguayo, Safety Manager de la compañía, ya que pueden explotar y en el caso de los remedios, su composición está hecha para estar en lugares frescos y secos.


Artefactos tecnológicos

Otros casos son los celulares y cámaras de cualquier tipo, ya que si bien en apariencia no tienen daños las baterías sufren la peor parte;  al igual que el armazón de los anteojos debido a que con el sol extremo se pueden derretir. Lo mismo pasa con los DVD´s y CD´s.
Sobre bebidas o aguas, Aguayo dijo que "el problema no es sólo la temperatura que pueden tomar,  sino que muchas personas después los vuelven a enfriar al llegar a destino y el líquido pierde propiedades e incluso puede generar bacterias dependiendo el tiempo que este expuesto”.


El auto también sufre

¿Qué pasa con el auto a pleno sol? Nicolás Aguayo revela  que “cuando el motor está expuesto a mucho calor puede perder un 15% de su potencia, y un buen indicador del estado de la temperatura  es la pantalla o información en el tablero del vehículo. Jamás dejar que se acerque al color rojo”.  Aunque no lo parezca, otro problema en los días de calor es  “la alta velocidad” se puede transformar en un inconveniente según el especialista,  ya que “se dañan los neumáticos con su roce con el asfalto, acortando su vida útil hasta en un 20%, y son más comunes los pinchazos en esta época”.


Publicar un comentario

 
Subir