La semana pasada un siniestro dejó a una madre haitiana y su hijo sin casa, la cual quedó totalmente destruida en la población Manuel Rodriguez. Ahora, unos 15 ciudadanos de ese país quedaron con lo puesto luego de que las llamas destruyeran esta madrugada tres casas en las cercanías del paso Freire de Curicó. El fuego afectó una vivienda de avenida Freire y dos de calle Regional.

Ayuda inmediata

Tomando en cuenta la delicada situación en que quedaron los extranjeros, la municipalidad comenzó las gestiones para ir en su ayuda. Los afectados aseguraron que ahora no tienen dónde vivir y que, además, en el incendio se quemaron muchos documentos relevantes, por lo cual deberán sacarlos nuevamente para poder trabajar y mantenerse en el país.

Un bombero herido

En el combate de las llamas un voluntario resultó con heridas de diversa consideración. Se trata de un bombero que cayó de una altura superior a los dos metros. Afortunadamente, ninguno de los damnificados resultó lesionado.



Publicar un comentario

 
Subir