La investigación tiene que ver con permisos de circulación que los funcionarios de la Municipalidad de Cauquenes obtenían viajando a  Santiago, donde montaban por varios días una oficina ofreciendo a los conductores  permisos para transitar por las vías del país  a un valor menor de lo establecido en la Ley de Rentas Municipales, ofreciendo además otros beneficios como el no pago de multas.  Las pericias permitieron establecer que entre los años 2013 al 2015 se originó una pérdida económica de 185 millones 262 mil 136 pesos que debieran haber ingresado a las arcas municipales.

Trabajadores involucrados

Los funcionarios de la dirección de Tránsito Olga Orrego y Walter Zapata viajaron a la capital del país en marzo de los años 2013, 2014 y 2015 simulando participar en diversos cursos de capacitación obteniendo además viáticos para cubrir gastos que no existían, cuando la función real de sus viajes era otra.  Para lo anterior contaron con la autorización del jefe de este departamento Pedro Ramonet Grandón. A estas tres personas formalizadas se suma también Marco Arellano Nuñez funcionario de la dirección de Finanzas del municipio, quien viajaba en similares condiciones para ejercer su labor de cajero de la tesorería municipal.

¿Y las penas son? 

La sentencia para Orrego y Zapata el tribunal de Garantía de Cauquenes la dará a conocer el lunes próximo, mientras que para Ramonet y Arellano se suspendió condicionalmente el procedimiento por el término de 2 años tiempo en que ellos deberán firmar periódicamente ante la fiscalía local de la comuna, fijar un domicilio y deberán además efectuar una donación en favor de la “Fundación Mi Hogar” por un monto  de 1 millón de pesos cada uno.

Publicar un comentario

 
Subir