A raíz de antecedentes manejados por oficiales de la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado de la PDI se pudo establecer que dos mujeres harían ingreso una cantidad indeterminada de droga a la cárcel de Curicó para de esa manera ser distribuida y comercializada entre los internos. Ante tal situación, los detectives antinarcóticos montaron un dispositivo de vigilancia con la finalidad de observar el arribo de
las mujeres hasta el citado centro penitenciario.


Muy bien ocultas

En este contexto, se logró detectar el ingreso de las imputadas a quienes se les realizó la respectiva revisión corporal, quienes ocultaban en sus partes íntimas la cantidad de 112,3 gramos de cocaína
base y de 6,1 gramos de cannabis procesada. Las detenidas fueron puestas a disposición del juzgado de
Garantía de la ciudad de Curicó.

 


Publicar un comentario

 
Subir