La dirección regional de Gendarmería confirmó que hay un brote de paperas en el recinto carcelario. En ese sentido, el presidente de la Asociación Nacional  de Funcionarios Penitenciarios, suboficial Ricardo Méndez González, afirmó que este tema se arrastra hace varias semanas y que no se tomaron las medidas para evitar su propagación. "Esto comenzó hace más de un mes con cuatro internos. Posteriormente, se propagó a un funcionario, quien tuvo consecuencias graves. Pasaron más de seis días y no se adoptaron los protocolos de seguridad acá en la unidad penal", reclamó.

No tomaron medidas

El dirigente recordó que entre los años 1989 y 1998 hubo un brote de la enfermedaden varios puntos del país y que esa experiencia no se tomó en cuenta en esta coyuntura. Por lo tanto, precisó que deberían haber consultado "quiénes de los funcionarios tuvieron la enfermedad para que éstos tuvieran contacto directo con los internos y no así arriesgar que otros tuvieran en brote de la papera".


Cifras rojas

El presidente de la Asociación Nacional  de Funcionarios Penitenciarios dijo que escuchó una entrevista radial del director regional de Gendarmería, donde, a su juicio, falta a la verdad. "Dice que hay un brote de paperas de siete internos en Curicó y yo quiero decirle que él está faltando a la verdad. En estos momentos, tenemos como siete y hay comprobados dos funcionarios", dijo. Extraoficialmente, se habla de 15 casos, dos de ellos gendarmes.

Mentiras

Otro hecho que le molestó al suboficial Ricardo Méndez González es que especularon con que uno de los trabajadores afectados podría haberse contagiado en su casa o en su entorno familia. "Eso no es así. Él se contagió acá y fue comprobado por la paramédico regional y por el médico tratante", apuntó.


Publicar un comentario

 
Subir