Confusas han sido las informaciones provenientes de Roma tras la reunión que sostuvo el Papa Francisco con los obispos chilenos, quienes fueron a aclarar las acusaciones sobre esconder delitos sexuales al interior de la Iglesia, especialmente, en el caso Karadima. En su momento trascendió que algunos de los cuestionados habían renunciado, uno de ellos el obispo de Talca, pero ese rumor quedó solo en eso. Se espera que en las próximas horas haya más claridad del asunto.


Habló

Más tarde, Horacio Valenzuela mandó una carta donde señalaba que seguirá como obispo "hasta que la voluntad del Señor diga otra cosa", lo que aumentó la confusión. No hay que olvidar que otro de los involucrados en el "pacto de silencio" es el obispo de Linates Tomislav Koljatic, además de sus homólgos Andrés Arteaga y Juan Barros, quien estuvo en la polémica en la visita del Papa a Chile.


Publicar un comentario

 
Subir