Como era de esperar, en prisión preventiva quedó el padre, de 40 años,  acusado de violar a su hija de 13 años, hecho que se supo luego de que la víctima denunciara lo sucedido en su colegio, desde donde la enviaron a constatar lesiones al hospital de Molina. El fiscal Marcelo Garrido señaló que "en virtud de los antecedentes que nos informó el hospital, nos contactamos con personal especializado de la PDI Curicó, quienes se constituyeron en el lugar. De todas las diligencias, el imputado reconoce el delito", acotó.



Segunda violación

Lo más crudo de esta historia es que la menor había sido violada en febrero pasado por la pareja de la madre. El individuo está en la cárcel en prisión preventiva por ser un peligro para la seguridad de la sociedad. Este mediodía, la Indentencia del Maule presentó una querella a nombre del gobierno para hacerse parte en esta causa, donde muchos estamentos del Estado fallaron..







Publicar un comentario

 
Subir