La denuncia la realizó la Asociación de Funcionarios Municipales de Curicó, entidad que nació en noviembre de 2015 con la idea de refundar la Asociación del Cementerio Municipal. Cuenta con unos 160 afiliados que son a contrata, planta, educación, salud, código del trabajo y honorarios. En conversación con www.curicosincensura.com, su presidente, Eugenio González Santelices, apuntó que los problemas comenzaron con la llegada de la nueva administración, en diciembre de 2012.
"Se percibió un cambio drástico en el trato con la gente antigua, con la que llevamos carrera. Esto se refleja en la postergación de muchos colegas, los cuales están siendo aislados de sus trabajos y ello ha generado un ambiente tóxico dentro del municipio", dijo.

Problemas sicológicos

El dirigente señaló que cerca de medio centenar de funcionarios han presentado problemas sicológicos por eventuales presiones de carácter político. "Enfermedades que la Asociación Chilena de Seguridad no las ha considerado como enfermedades de origen laboral, lo que se da por un motivo muy específico que como asociación lo descubrimos. Supimos de  un sicólogo municipal  que participa en las evaluaciones de la ACHS, lo cual es totalmente irregular y podría tomarse como una colusión. También el encargado de prevención que tenemos en la municipalidad es un ex funcionario de esa institución. Nos parece raro que todos los diagnósticos salgan adverso", precisó.


Otras irregularidades

El presidente de la Asociación de Funcionarios Municipales de Curicó lamentó que unos 15 trabajadores municipales tengan privilegios que perjudican las armas municipales.
"Funcionarios que cobran remuneraciones más allá de lo permitido, otros se han hecho pasar por profesionales, hay un exceso de cobros de horas extras, incluso, estando con licencias médicas. Es el colmo de la sinverguenzura porque al final al saco caemos todos los funcionarios municipales", dijo.

Sin solución

Eugenio González Santelices sostuvo que al principio tuvieron un diálogo con el alcalde Javier Muñoz, pero que nunca se concretaron soluciones a sus demandas. "En realidad eran remedios  paliativos que nunca  se llevaron a afecto. Los mandos medios de la municipalidad son los encargados de dilatar las soluciones, en circunstancias que los enfermos están enfermos y gastando de su bolsillo en medicamentos, médicos, inclusive, en hospitalizaciones, acotó.

Publicar un comentario

 
Subir