Si bien la falta de documentación y trabajo son sus principales problemas, la población haitiana en la comuna tiene otros inconvenientes. Uno de ellos son las bajas temperaturas que se registran en este época del año. Es por eso que la pastoral de la parroquia del Rosario comenzó una campaña solidartia para ayudar a los inmigrantes que según cifras oficiales, llegan a las 12 mi personas, siendo el 80 por ciento de Haití. En esta iniciativa están participando muchos voluntarios que sacrifican su tiempo en pos de ayudar al prójimo. Una de las personas que está en esa tarea es la asistente social Ingrid Schlegel, quien señaló a La Prensa que siempre se necesitan alimentos y, actualmente, ropa de abrigo, pues los extranjeros están sufriendo mucho con el tiempo de la zona central.
“Se está recibiendo mercadería en general y sobretodo ahora ropa de invierno, de abrigo. Hay mucho niño y están llegando a clases más de cien personas. Se necesita té, café, azúcar, leche, pan, entre otros, alimentos”, puntualizó. 



CLASES DE ESPAÑOL

Otro de los problemas que ha tenido el pueblo haitiano en nuestro país es el idioma. En ese sentido, Ingrid Schlegel precisó que les faltan personas que pueden enseñar español.
“Se está haciendo campaña para buscar profesores que puedan ayudar a las clases de español. Puede ser cualquier persona que pueda colaborar”. La profesional dijo que, además, se necesitan algunos materiales prácticos que deben ser donaciones. “Hojas para imprimir guías, fichas o lápices”, acotó. Hay que destacar que la pastoral de la parroquia del Rosario trabaja desde el año pasado con los haitianos y que ahora han llegado más personas que las esperadas, por lo cual deberán planificar muy bien su trabajo para dar respuesta a la demanda existente. Si en 2017 llegaban 40 ó 70 personas, ahora superan fácilmente las 100, llegando a las 150 en algunos días.
No hay que olvidar que las clases son los martes y jueves de 20:00 a 21:30 horas.



Publicar un comentario

 
Subir